Val Koff, Max Glybin y mi pasión por los rodajes de cine negro

Val Koff, Max Glybin y mi pasión por los rodajes de cine negro

A veces, uno no sabe bien por que, algo.. algo que no tiene ninguna explicación cuando sucede pero que solo te hace pensar y pensar de que coño, algo… algo debe de existir. A veces, ese algo, me hace muy feliz porque no se lo que es, pero si se que me cuida. Hoy ha pasado algo y doy gracias a ese algo… por lo que ha pasado. Ruedo con rusos, si, con rusos, los conozco y luego los convierto en actores. Hace muchos años, estaba en mi antigua oficina organizando un casting para un nuevo cortometraje que ibamos a producir, estabamos buscando actrices extranjeras, vinieron pocas pero entre las que vino, una me cambió un poco la vida, no ella, sino su acompañante, un tipo de 1.90cm muy musculoso y cabeza rapada, mirada seria y de autoridad, era Val Koff. Los miré a los ojos y le dije, ¿no vienes al casting? contestó.. no. Comenzamos a hablar, el en un español con el típico acento ruso, yo con un malagueño muy cerrado pero nos entendimos, hablamos el mismo idioma y no me refiero al castellano, me refiero al cine, no se aun muy bien como lo hice pero le convencí para que actuara en mi próximo cortometraje, a él, hacer de mafioso ruso le pareció bien, le dije “trato a los mafiosos rusos con mucho respeto, para mi ellos son mis protagonistas, lo vamos a narrar del punto de vista del negocio, no de la mafia” Y eso hice, mostré una visión diferente del típico mafioso, mostré a un empresario. Un tipo que tiene unos servicios y quiere ofrecerlos, nada mas, como cualquier...